cap. 6.- BLOQUEO ECOGUIADO DE LAS RAÍCES CERVICALES

INTRODUCCIÓN
El uso de la ecografía está especialmente indicado para visualización de los tejidos blandos y las superficies óseas superficiales. Las guías actuales para el bloqueo de las raíces nerviosas cervicales se basan en procedimientos guiados por fluoroscopia. Estas tienen como inconveniente la exposición a radiaciones tanto de los pacientes como del personal médico.

Además, las intervenciones cervicales guiadas con rayos se realizan en la proximidad de tejidos altamente radiosensibles como la glándula tiroides con los riesgos que supone para los pacientes. Evitar o minimizar la exposición a las radiaciones debería ser prioritario.
Galiano et al. describieron en el 2005 los bloqueos de raíces nerviosas cervicales guiados por ecografía en cadáver.

En el 2009 Narouze et al. llevaron a cabo un estudio piloto sobre 10 pacientes que fueron sometidos a bloqueos cervicales usando ultrasonidos como la primera prueba de imagen y posteriormente fluoroscopio para controlar la posición de la aguja. Desde entonces, numerosas publicaciones han descrito infiltraciones radiculares de las raíces nerviosas cervicales ecoguiadas.

Para la validez diagnóstica, es crucial hacer las intervenciones en ausencia de sedación o que esta sea mínima. Un buen número de pacientes perciben las intervenciones en la región cervical con más miedo que aquellas realizadas sobre otras zonas del cuerpo. En algunos de ellos, la percepción de la manipulación en esta área les lleva a realizar movimientos inintencionados de la cabeza. Si el procedimiento es guiado con radioscopia, es posible que la proyección tenga que reajustarse varias veces durante el procedimiento, incrementando la exposición a la radiación y el tiempo del procedimiento.

En este sentido los procedimientos guiados por ultra- sonidos evitan la exposición a radiación y los movimientos del paciente afectan menos a la técnica porque los haces de ultrasonidos se mueven con el paciente gracias al contacto directo de estos con la piel. Otra ventaja es que la visibilidad de los tejidos blandos entre el punto de punción y nuestro objetivo permite prevenir daños accidentales de las estructuras “en el camino de la aguja hacia el punto diana”.

La literatura sugiere que los bloqueos guiados por ultrasonidos de las raíces nerviosas cervicales son tan efectivos como con fluoroscopia, con la ventaja adicional de la visibilidad a tiempo real de los tejidos blandos que rodean la raíz nerviosa.

INDICACIONES

La principal indicación de los bloqueos de las raíces nerviosas cervicales es la evaluación tipo test de si un nervio en particular es el responsable del dolor radicular del paciente.

La radiculalgia se describe como dolor (con carácter neuropatico) en el trayecto definido de una raíz, exacerbado por la tos, la defecación,  los movimientos del raquis y maniobras de tracción.  El dolor puede estar acompañado por cambios de la sensibilidad (hipoestesia, anestesia,  disestesia)  en el dermatoma afecto, hiporreflexia o arreflexia osteotendinosa y déficits motores (Figs. 1 y 2).

Ni los dermatomas descritos en las figuras 1 y 2 ni los cambios en los reflejos ostiotendinosos o los deficits motores son puros y las intersecciones entre raíces vecinas son frecuentes.

El dolor en la región posterior del cuello es una patología frecuente con una incidencia anual de 14,6%. Sin embargo los pacientes que presentan una afectación aislada en la nuca tienen raramente una patología de raíces cervicales como única razón de su cuadro doloro- so ya que se ha estimado que la radiculopatía cervical es rara (83,2 por 100.000). La búsqueda en estos pacientes de una afectación de los nervios como causa primordial, es origen en ocasiones de muchas pruebas de imagen innecesarias (como resonancias magnéticas)  con el consiguiente aumento de los gastos en el sistema sanitario.

Las raíces más frecuentemente afectadas son la séptima y la sexta, por encontrarse en el segmento cervical de mayor movilidad vertebral seguidas de la octava y la quinta. La afectación de estas raíces produce signos y síntomas característicos en las extremidades superiores, siendo en general raro que se afecten otras raíces cervicales.

La principal causa de la compresión radicular son cambios degenerativos, especialmente en pacientes mayores. En pacientes jóvenes y con un inicio agudo de los síntomas se espera más una hernia discal como causa de la lesión.

 

Extracto del Capitulo 6. Bloqueo Ecoguiado de las Raíces Cervicales.