cap. 29.- BLOQUEO ECOGUIADO DEL NERVIO FEMOROCUTÁNEO

Bloqueo Ecoguiado del Nervio Femorocutáneo

INTRODUCCIÓN

Uno de los bloqueos periféricos más frecuentemente realizados en las unidades del dolor, es el del nervio femorocutáneo, para el tratamiento de la meralgia parestésica. Proveniente de las palabras griegas meros (muslo) y algos (dolor). Este término fue descrito por primera vez en 1878 por Martín Bernhardt y en 1895 el nombre fue acuñado por Vladimir Roth, por lo que también se le conoce como “síndrome de Bernhardt-Roth o meralgia parestésica de Roth”. Hace referencia a una mononeuropatía del nervio femorocutaneo que se caracteriza por dolor y parestesias sobre la zona anterolateral del muslo.

La incidencia se ha estimado en el 4,3 por 10.000 persona-año, generalmente en la edad media de la vida y hasta ahora no hay ningún consenso sobre si existe un predominio de un sexo u otro; aunque en un estudio realizado por Harney y Patjin se encontró una mayor incidencia entre el sexo masculino.

El nervio femorocutáneo puede ser lesionado en cualquier lugar de su recorrido, tanto en su lugar de origen donde las ramas de las raíces lumbares se unen para formar el nervio, dentro del vientre del psoas mayor, en la cavidad abdominal (por presión del nervio contra la pelvis) o el sitio por donde sale de esta.

Lo más frecuente es el atrapamiento en esta última localización a nivel de la espina iliaca antero-superior (EIAS), cuando pasa por debajo o a través del ligamento inguinal para recoger la sensibilidad de la cara antero-externa del muslo.

En anestesia el bloqueo aislado del nervio femorocutáneo es excepcional, y generalmente se realiza como complemento de otras técnicas de bloqueo del miembro inferior como las del nervio femoral y obturador.

Aunque se han descrito múltiples etiologías, podemos considerar dos grandes formas: una idiopática (metabólica o mecánica) y otra iatrogénica (por traumatismos o cirugía).
La forma idiopática presenta afectación de forma unilateral en un 80% y bilateral en el 20% restante. También se ha publicado una posible forma familiar.

Entre los factores mecánicos desencadenantes podemos citar la obesidad, el aumento de la presión abdominal (como en el embarazo), tumores, la compresión provocada por cinturones, corsés o pantalones ajustados, el ejercicio físico excesivo, etc. Las causas metabólicas más frecuentes son la diabetes, la intoxicación por plomo, la lepra y el hipotiroidismo.

Las iatrogénicas obedecen la mayor parte de las ocasiones a lesión del nervio durante las distintas cirugías. Así, se ha documentado la aparición de meralgia parestésica consecutiva a cirugías de columna lumbar (en las que el paciente no solo permanece horas en la posición de decúbito prono, sino que se colocan rodillos).

 

Continua leyendo “Bloqueo Ecoguiado del Nervio Femorocutáneo” al obtener un ejemplar.