cap. 25.- BLOQUEO ECOGUIADO DEL NERVIO PUDENDO

bloqueo ecoguiado del nervio pudendo

INTRODUCCIÓN

El bloqueo del nervio pudendo es un recurso técnico clásico en medicina para proporcionar analgesia o anestesia de la región perineal, genital y rectal. Su uso lo comparten especialidades tan diversas como obstetricia, urología, radiología, proctología y por supuesto la anestesiología.

Sin embargo, mientras en obstetricia ha ido perdiendo terreno ante la universalización de la analgesia epidural y en urología forma parte de los criterios diagnósticos del síndrome del atrapamiento del nervio pudendo como paso previo a la cirugía descompresiva, el desarrollo tecnológico de la ecografía ha posibilitado su expansión en radiología y sobre todo en anestesiología tanto con fines diagnósticos como terapéuticos para anestesia, dolor agudo postoperatorio y dolor crónico.

Hasta hace apenas una década el bloqueo del nervio pudendo se realizaba en muchos casos a ciegas combinando referencias anatómicas de superficie con otras en profundidad explorando el interior de la cavidad pélvica a través de orificios naturales para localizar la espina ciática del isquion.

Posteriormente, el abordaje fluoroscópico o mediante Tomografía Axial Computarizada (TAC) fue rápidamente superado por la ecografía, que es actualmente la técnica de elección para guiar el bloqueo del nervio pudendo.

La técnica requiere un conocimiento anatómico profundo pues es una estructura de calibre reducido, rodeado de estructuras óseas y con una variabilidad anatómica elevada. Es importante conocer su relación anatómica con las estructuras musculares, vasculares y osteotendinosas pélvicas, así como poseer un dominio alto de la técnica ecográfica. Se trata pues de un bloqueo nervioso periférico que podríamos considerar de nivel avanzado dentro del campo de la anestesia regional ecoguiada.

 

ANATOMÍA

El periné y las estructuras pélvicas inferiores y posteriores se encuentran delimitadas por el anillo pélvico inferior (Fig.1). El periné es anteroinferior y se construye sobre los huesos del pubis y del isquion. La disposición de las ramas púbicas inferiores o descendentes, en visión anteroinferior forman un ángulo con características sexuales definidas; más agudo en el hombre y muy obtuso en la mujer.

Por otro lado, la región inferior y posterior de la pelvis tiene como sustrato osteofibroso la estructuración del espacio entre el sacro y el borde posterior del coxal, dividido por los ligamento sacroespinoso y sacrotuberal. Ambos ligamentos limitan las estructuras endo y exopélvicas a este nivel. Los ligamentos representan la base de las referencias anatómicas para comprender la situación.

 

El bloqueo ecoguiado del nervio pudendo, es una técnica que permite una mejor y avanzada intervención quirúrgica. Si deseas conocer mas sobre este capitulo, haz click aquí.